Diego Rivera en Guanajuato

Diego Rivera, el gran muralista mexicano que, a través del arte, contó la historia de un país que floreció ante sus ojos.

Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez es el muralista más importante de nuestro país que nació en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886.
Creció en la Ciudad de México donde comenzó a especializarse en su pasión, la pintura. En su niñez, su padre quería que Diego estudiara en el Colegio Militar pero en 1896 el joven artista lo desafió y asistió a clases nocturnas en la Academia de San Carlos donde conoció a Santiago Rebull; Félix Parra; José María Velasco y José Salomé Piña.

Desarrollo de Diego Rivera

En 1906 su gran talento lo llevó a España con una beca que le otorgó el estado de Veracruz. Ahí conoció a Eduardo Chicharro con quien perfeccionó su talento natural, también se nutre de la obra de Goya, El Greco y Brueghel. A los 24 años regresa a México y, en 1910, Diego Rivera monta una exposición con sus obras creadas en España y Francia. Tras una exitosa exhibición él muralista alterna su lugar de residencia entre Ecuador, Argentina, Bolivia, Francia y España. En esos años Rivera conoció a Alfonso Reyes Ochoa, Pablo Picasso y Ramón María del Valle-Inclán. Se desenvolvió en las nuevas corrientes europeas y adoptó el estilo del postimpresionismo, con ello logró obtener reconocimiento y popularidad. Una vez terminada la guerra de Revolución en México, Rivera decide regresar a su tierra natal. Estudió entonces la cultura Azteca y Maya, especialmente el arte de nuestros antepasados. Esto influyó en su pintura y se puede ver en cada mural el reflejo de su ideología pues plasma su pensamiento revolucionario e indigenista. A partir de ese momento Diego Rivera centra su talento en crear un estilo nacional que refleja la historia de México desde la época prehispánica hasta la revolución mexicana. Él muralista escribió que su intención era reflejar la vida social de México tal y como él la veía, por ello dividió la realidad en dos amplias esferas: la del trabajo y la del ocio, así las distribuyó en zonas arquitectónicas separadas.

Diego Rivera en Guanajuato

Sus obras

Sus obras causaron controversia tanto en Estados Unidos como en México. Un ejemplo de ello fue el mural que pintó para Rockefeller Center de Nueva York en 1933 titulado “El hombre en la encrucijada”. Diego Rivera incluyó el retrato de Vladímir Lenin en el centro de la pintura. Rivera se negó a modificar su obra, en consecuencia fue destruida y criticada por la prensa norteamericana. Sin embargo el mural fue pintado nuevamente con algunos cambios en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México titulada «El hombre en la encrucijada».

Murales más importantes:

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Pintado en 1946
El origen de la vida. Pintado entre 1943 y 1951.
La historia de México. Un mural que muestra las etapas más importantes en la historia de México
El hombre controlador del universo, 1934
Gloriosa Victoria, 1954
Guerrero indio, 1931
La Universidad, la familia y el deporte en México. 1954

Obra Diego Rivera
Diego y Frida

Diego y Frida

Una de las historias de amor más conocidas alrededor del mundo es sin duda la de estos dos grandes artistas. La unión de Diego Rivera y Frida Khalo siempre fue tormentosa propia de una Ilíada de amor. Pasaban del amor a odio en una montaña rusa de mentiras y engaños. Su vínculo más que amoroso fue creativo. Ambos sostuvieron relaciones extramaritales con otras personas, Diego compartió intimidad con la hermana de Frida. Su relación fue descrita como la unión de un elefante y una paloma. Él era grande y pesado y ella era libre y ligera. A pesar de todo, ellos parecían completarse el uno al otro y su relación nunca impidió expresar el talento artístico de ninguno.

Diego en Guanajuato

Diego Rivera, el hombre de overol que dejó en sus obras la crónica de la historia de México creció en la calle de Positos en Guanajuato. Hoy puedes visitar su casa convertida en museo en septiembre de 1957. El mismo Diego visitó el recinto antes de su creación para recordar sus primeros años de vida.
Cuando viajes a Guanajuato no te olvides de visitar la obra del Gran Diego Rivera Conoce sus orígenes y evolución en el arte del muralismo.

Estatua Diego Rivera
Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Más información

Previous
Next
Previous
Next